Dolor

Dolor

El dolor que causa la esclerodermia tiende a centrarse alrededor de los dedos de las manos y los pies y en las articulaciones del cuerpo, especialmente en los pies y las muñecas debido a la inflamación de las articulaciones que es similar a la de la artritis. El dolor y la debilidad muscular son otros síntomas comunes. Una de las fuentes de dolor más grande en el caso de la esclerodermia es la fibrosis de los tejidos profundos causada por depósitos de exceso de colágeno, lo cual a su vez causa el acortamiento permanente de las articulaciones y la fricción de los tendones (sensación de chirrido o crujido en las articulaciones cuando se mueven de una cierta forma). Los estudios realizados demuestran que el dolor es una de las causas claves de depresión en los pacientes que sufren de esclerodermia. Las llagas y úlceras en los dedos de las manos y los pies también pueden causar una cantidad importante de dolor.