Medicamentos

No hay cura para la artritis, pero hay varias opciones disponibles con respecto a los medicamentos, dependiendo del tipo de artritis. Los tratamientos de venta libre se usan típicamente para aliviar el dolor y la inflamación. Ellos incluyen cremas, unguentos y aerosoles tópicos para el alivio del dolor que se aplican directamente a la piel sobre las articulaciones afectadas, el acetaminofeno, que alivia el dolor pero no la inflamación, y medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (NSAID, por su sigla en inglés) que tratan tanto el dolor como la inflamación causada por la artritis. Los medicamentos recetados incluyen medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, analgésicos narcóticos tales como los opioides que actúan sobre los receptores de dolor de las células de los nervios, corticoesteroides orales que suprimen el sistema inmunológico en las personas que sufren de artritis reumatoidea (los corticoesteroides también se pueden inyectar en las articulaciones afectadas para aliviar temporalmente el dolor causado por la osteoartritis), y medicamentos anti-reumáticos que modifiquen la enfermedad (DMARD, por su sigla en inglés), los cuales se enfocan en los procesos subyacentes que causan ciertas formas de artritis inflamatoria.