Dolor

El dolor es el síntoma más común de la artritis. Puede ser leve o severo, y puede ser continuo o puede ir y venir. El dolor también puede estar localizado en una o más articulaciones y a menudo estar acompañado de hinchazón, rigidez, enrojecimiento y decrecimiento en la amplitud de movimiento. Algunas personas podrán experimentar dolor y rigidez al levantarse por la mañana, mientras que otras sufren dolor luego de hacer ejercicio. En algunos casos, el dolor también ocurre cuando la persona está descansando. Para muchos, el dolor de la artritis es tan severo que dificulta de forma significativa la capacidad de desempeñar tareas diarias, trabajar y participar en actividades sociales, y también afecta de forma negativa la calidad de vida en general.