Dieta

No hay una dieta específica para las personas con artritis. Sin embargo, el tener una dieta balanceada y saludable es esencial para ayudar a desarrollar cartílago fuerte, mantener un peso bajo y reducir la inflamación. Tambien hay ciertas indicaciones de que una dieta anti-inflamatoria de frutas, verduras, granos integrales, grasas saludables, tales como las que se encuentran en el salmón, aceite de oliva, nueces y legumbres, ayuda a reducir el dolor y la rigidez de las articulaciones. El consumir frutas y verduras ricas en antioxidantes también es esencial para reducir la inflamación y el dolor de las articulaciones e impedir que las células se dañen. Se ha demostrado que la vitamina C desarrolla colágeno y tejido conjuntivo. Los frutos cítricos, la col rizada y los pimientos rojos son buenas fuentes de vitamina C. Algunos expertos también creen que debe evitarse consumir carnes cocidas a altas temperaturas, tal como a la parrilla, fritas o en el microondas, ya que estos tipos de cocción producen compuestos llamados productos finales de glicación avanzada (AGE, por su sigla en inglés), los cuales pueden empeorar la inflamación del cuerpo.