Dieta

Dieta

A pesar de que no hay una dieta específica recomendada para las personas que sufren de osteoartritis, el consumir una dieta saludable y bien balanceada es esencial para ayudar a desarrollar cartílago fuerte, mantener el peso ideal y reducir la inflamación. El mantener un peso ideal es una de las cosas más importantes tanto para prevenir la osteoartritis como para impedir que empeore. En un estudio se determinó que las mujeres obesas que bajaron sólo 6 kg redujeron a la mitad el riesgo de sufrir de osteoartritis de la rodilla. El consumir frutas y verduras ricas en antioxidantes también es esencial para reducir la inflamación y el dolor de las articulaciones y proteger las células para que no se dañen. Los ácidos grasos ricos en Omega-3, el cual se encuentra en alimentos como salmón, aceite de oliva y nueces, también son buenos para reducir la inflamación del cuerpo y son fáciles de agregar a su dieta. Se ha demostrado que la vitamina C desarrolla el colágeno y el tejido conjuntivo del cuerpo. Los frutos cítricos, la col rizada y los pimientos rojos son buenas fuentes de vitamina C. Algunos expertos también creen que debe evitarse consumir carnes cocidas a altas temperaturas, tal como a la parrilla, fritas o en el microondas, ya que estos tipos de cocción producen compuestos llamados productos finales de glicación avanzada (AGE, por su sigla en inglés), los cuales pueden empeorar la inflamación del cuerpo.