Sintomas

Sintomas

El lupus eritematoso sistémico afecta a cada persona de forma muy diferente. En algunos casos, los síntomas pueden aparecer de súbito o desarrollarse lentamente a lo largo del tiempo. Los síntomas pueden ser leves o severos y dependerán mucho de qué sistemas del cuerpo se vean afectados y hasta qué alcance. La mayoría de la gente que sufre de lupus tiene una forma leve que se caracteriza por ataques en los que los síntomas empeoran temporalmente y luego mejoran o desaparecen por completo durante otro período de tiempo. Otros síntomas comunes incluyen fatiga, fiebre, dolor y rigidez en las articulaciones, un brote en forma de mariposa en la cara, lesiones cutáneas que por lo general empeoran si la persona se expone al sol, el fenómeno de Raynaud (en el cual los dedos de las manos y/o los pies se ponen blancos o azules cuando se exponen al frío o durante momentos de estrés), dolores de cabeza, pérdida de la memoria y respiración agitada.