Dieta

Dieta

No hay una dieta específica para el lupus eritematoso sistémico. Sin embargo, dos alimentos que no se recomiendan son los brotes de alfalfa y el ajo. Estos alimentos pueden estimular el sistema inmunológico y aumentar la inflamación. Se conoce que la alfalfa estimula los ataques de lupus en ciertas personas, con el relacionado dolor muscular, fatiga y resultados anormales de análisis de sangre. Los pacientes de lupus deben consumir una dieta balanceada con muchas verduras verdes, frutas y granos integrales.

Debido a que el lupus eritematoso sistémico es una enfermedad inflamatoria, también se ha sugerido, aunque todavía no se ha probado, que el llevar una dieta anti inflamatoria puede ser de ayuda. Los ácidos grasosos ricos en omega 3 que se encuentran en pescados tales como el salmón, las nueces y las semillas de lino son muy importantes para reducir la inflamación, mientras que las grasas saturadas que se encuentran en las carnes rojas deben evitarse debido a la relación que tienen con los problemas cardíacos, ya que el lupus eritematoso sistémico incrementa el riesgo de enfermedades al corazón. Algunos medicamentos para el lupus pueden incrementar el riesgo de osteoporosis, por lo que es importante consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D para fortalecer los huesos.