Dolor

Dolor

El dolor tiende a ocurrir en la zona lumbar o las nalgas, y es peor durante la mañana o hace que la persona se despierte. El dolor incrementa gradualmente durante el curso de varias semanas o aun meses, y típicamente se dispersa al resto del cuerpo, en vez de permanecer localizado en un área. El dolor de la espalda causado por la espondilitis anquilosante es de naturaleza inflamatoria, no mecánica, y a diferencia del típico dolor de espalda, tiende a mejorar con el ejercicio. Con el tiempo, la espondilitis anquilosante se vuelve crónica y afecta a ambos lados del cuerpo. Junto con la rigidez, el dolor puede esparcirse desde la espalda hacia otras áreas, incluyendo las costillas, los hombros, las caderas y los muslos.