Causas

Causas

Aunque no hay causa específica, es posible que los factores genéticos tengan un rol en la espondilitis anquilosante. Si la persona tiene el gen HLA-B27, el riesgo de desarrollar la enfermedad incrementa de forma significativa. Sin embargo, no es necesario tener el gen HLA-B27 para tener la enfermedad. De hecho, la mayoría de las personas que llevan este marcador genético nunca llegan a contraer la enfermedad. Los expertos también piensan que algo ambiental, tal como una infección bacteriana, es necesario para causar la espondilitis anquilosante. Una teoría sugiere que la enfermedad puede ser causada por bacterias de los intestinos que se introducen al torrente sanguíneo en el área donde se encuentran las articulaciones sacroilíacas.