Síntomas

Síntomas

Los síntomas tempranos de la artritis reumatoidea afectan a las articulaciones más pequeñas primero, incluyendo las articulaciones que unen los dedos a las manos y a los pies. La enfermedad se disemina a las muñecas, las rodillas, los tobillos, los codos, las caderas y los hombros, y puede ocurrir en las mismas articulaciones de ambos lados del cuerpo.

Los síntomas incluyen calor, hinchazón y sensibilidad en las articulaciones, rigidez por la mañana, nódulos reumáticos, o bultos de tejido bajo la piel, fatiga, fiebre y pérdida de peso. Los síntomas de la artritis reumatoidea pueden variar en severidad de una persona a la otra y en algunas personas los síntomas pueden ir y venir. Puede haber momentos en que la enfermedad esté más activa con períodos de remisión relativa en que los síntomas se reduzcan o desaparezcan. Con el tiempo, la artritis reumatoidea puede causar que las articulaciones se deformen y cambien de posición.