Causas

Causas

El sistema inmunológico ataca la membrana sinovial, o membrana que recubre a las articulaciones, causando así artritis reumatoidea. La membrana sinovial se engrosa debido a la inflamación, lo cual puede destruir el cartílago y el hueso de las articulaciones. La enfermedad también puede ocurrir cuando los tendones y ligamentos que unen a las articulaciones se debilitan y estiran, causando así que las articulaciones pierdan la forma y el alineamiento.

A pesar de que los expertos no están seguros de la causa, se cree que la misma es una combinación de factores genéticos y causales ambientales. La genética puede hacer que una persona sea más susceptible a los factores ambientales tales como infecciones causadas por virus y bacterias que pueden provocar la artritis reumatoidea, pero no se ha identificado a infección u organismo alguno como la causa.